Utilizamos cookies propias para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Saber más
Aceptar

Medidor del color de agua

Filtro

Aplicabilidad

En Hanna Instruments te ofrecemos medidores para controlar el color de agua.

Leer más
Hay 1 producto.
  • Ref: HI727
    67,76 €

    El medidor de bolsillo de color del agua, Checker HANNA HI727, es un colorímetro digital para realizar test de color de agua El checker de color del agua, HI727, se suministra con cubetas con tapa (2), batería, instrucciones y guía rápida de uso. Medidas precisas y sencillasMuestra directa en pantalla del valor de color de aguaSin reactivo

    En stock
Mostrando 1 - 1 de 1 item
¿Qué debería saber antes de comprar un medidor de color de agua?

¿Qué necesito saber sobre el color del agua?

El color del agua es importante tanto en aguas potables, en uso industrial, como en ambientes acuáticos.
El color del agua depende, por un lado, de las sustancias disueltas en el agua, así como de las partículas en suspensión.
Se clasifica en 2 tipos de color; “color verdadero”, el cual es el que depende solamente del agua y las sustancias disueltas en ella y el “color aparente”, el cual incluiría también las partículas en suspensión. Estas partículas en suspensión son las que generarían turbidez.
En resumen, el color aparente sería el color de la muestra, tal y como ha sido obtenida, mientras que el color verdadero sería el color de la muestra una vez ha sido filtrada o centrifugada, dejando solamente las sustancias o especies disueltas.
En el caso de aguas superficiales pueden estar coloreadas debido a la presencia de iones metálicos naturales, tales como el hierro y manganeso, materia orgánica o contaminantes industriales y/o domésticos.

¿Cómo determinar el color del agua?

Para la determinación del color en el agua existen 2 métodos:

Por comparación visual: la muestra es comparada con soluciones coloreadas o discos de cristal de color, que han sido calibrados previamente con las soluciones coloreadas.
La unidad de medición del color que se usa como estándar es el color que produce 1 mg/l de Pt en la forma de cloroplatinato. La relación de Co a Pt, se puede usar para igualar el matiz.
La proporción Pt-Co que se utiliza en este método es normalmente, la adecuada para la mayoría de las muestras.
El color puede cambiar con el pH de la muestra, por lo que sería necesario, que cuando se mida el color, se obtuviese el valor del pH.

Método Espectrofotométrico: el color se determina midiendo la cantidad de luz que es absorbida o transmitida a través de la muestra con una longitud de onda única o con un nº de ciertas longitudes de onda. Los resultados se comparan posteriormente con colores estándares conocidos.

¿Cómo afecta la turbidez en el color del agua?

La principal interferencia en la medida del color del agua suele ser la turbidez.
En la medida de color, la turbidez debe ser eliminada ya que, puede causar la dispersión de luz y aumentar el valor de color aparente. La turbidez también puede afectar a la precisión de la medición.
Para eliminar la interferencia que produce, ha de centrifugarse la muestra. Ha de ser centrifugación y no filtración, ya que esta última no sería la más adecuada, debido a que podría eliminar algo de color verdadero.
El Real Decreto 140/2003, por el que se establecen los criterios sanitarios de la calidad del agua de consumo humano, establece para el color del agua un valor paramétrico inferior a 15 ppm Pt-Co.

¿Cómo medirlo?

El checker HI727 de Hanna Instruments, mide tanto el color verdadero como el aparente y los resultados se dan directamente en la pantalla, sin necesidad de comparación colorimétrica visual.
Las unidades en que se da el resultado son en unidades de Platino-cobalto.